«He participado como voluntaria de acuarela desde principios de este año. He conocido la fundación gracias a un amigo que me ha incentivado a
aportar en ella, como también, de aprender más sobre ciertos temas que no
manejaba al 100%, esto me ha ayudado a conocer más realidades y comprender mejores situaciones.

Creo que el primer paso para el cambio es tener la disposición de querer aprender y apoyar, ser parte de un cambio “para mejor” de
la sociedad. Esta ha sido una gran experiencia de la cual he podido ser parte y he podido dejar mi granito de arena en cada una de las actividades o la mayoría de ellas. Saber que estás contribuyendo y saber que puedes ayudar a una persona te llena de alegría, lo que para mí es lo más importante. A demás, que al ingresar no solo ayudas a distintas personas, sino que también consigues una familia y amigos que tienen los mismos ideales y la certeza de que están dispuestos a ayudarte
«.

                                                  Catalina Robledo Muñoz, Voluntaria 2020.

«Soy psicopedagogue y el objetivo que me motivó a participar en el
voluntariade, fue el de colaborar en la educación y reeducación, proporcionar orientación y apoyo integral con un enfoque de derechos, a la comunidad y principalmente al colectivo LGBTIQ+, como también el de aprender de elles mismes.

Por ello, es gratificante que Fundación Acuarela brinde los espacios para
compartir nuestros saberes y sentires, asimismo lo maravilloso que resulta
conocer y trabajar junto a seres humanitaries, conscientes, respetuoses y
comprometides que ayudan, apoyan, escuchan y orientan a otres sin pedir nada a cambio, y no es menor sentir gratitud al ser parte de los procesos de enseñanza- aprendizaje que permiten y fortalecen el desarrollo integral de otres, puesto que es ahí cuando tu labor como voluntarie está completo».

Joselinne Escobar Cañas, Voluntarie 2020